Tiempo de lectura: 2 minutos

Inteligencias múltiples: inteligencia corporal-cinestésica.Inteligencias múltiples: inteligencia corporal-cinestésica.

La mayoría de personas podría pensar que estamos hablando de capacidad física, pero lo cierto es que hay mucho más: coordinación, procesamiento y expresión de información y el control del propio cuerpo y lo que este produce. De hecho, lo que manifiestan todos estos individuos no es sino una forma de inteligencia, que Gardner ya valoraba en su teoría de las inteligencias múltiples: la inteligencia corporal o cinestésica

La inteligencia corporal: ¿qué es?

Recibe el nombre de inteligencia corporal el conjunto de habilidades cognitivas que permiten la coordinación de la mente con el resto del cuerpo permitiendo un control fluido y preciso de este. Gracias a ella somos capaces de gestionar nuestra fuerza, equilibrio, velocidad, coordinación o precisión, siendo un tipo de inteligencia que permite la automatización y el aprendizaje de habilidades. Obviamente, se encuentra también vinculada a la motricidad tanto fina como gruesa.

El uso de este tipo de inteligencia es muy variado y permite la correcta adaptación al entorno y a la consecución de metas y objetivos. Principalmente utilizamos este tipo de inteligencia a la hora de manejar instrumentos y herramientas, tanto si son simples como complejos o de alta precisión, Y también se integra dentro de la inteligencia corporal la capacidad de expresión emocional a través del movimiento del cuerpo.

Este último aspecto tiene también importantes implicaciones en otro sentido, y es que se deriva del hecho de que “el alma” tiene una gran influencia sobre el cuerpo y el cuerpo sobre”el alma”. De este modo, saber gestionar el cuerpo va a implicar también una mejoría en la gestión de la mente en el ámbito de auto conocimiento y autor regulación.

Estas consideraciones sobre la inteligencia corporal es la que hace que se considere que este tipo de inteligencia está especialmente desarrollada en profesiones que requieren de gran precisión o capacidad física, tales como la actuación, la danza, la pintura, la artesanía o la cirugía.

Una capacidad mental poco valorada

La inteligencia corporal es una capacidad de gran valor, siendo de hecho fundamental para el ser humano su desarrollo e incluso su evolución (el manejo de instrumentos y herramientas ha sido básico para permitirnos cazar y sobrevivir en la prehistoria, y según hemos ido evolucionando ha sido cada vez más necesaria de cara a manejar nuestras interacciones sociales y el progreso de la tecnología).

Sin embargo, pese a su gran importancia se trata de una inteligencia muy poco valorada: basta con ver el poco tiempo y la poca consideración que tiene la educación física a nivel educativo, o la poca valoración social que se le da a la mayoría de profesiones que la precisan (salvo profesionales de gran éxito, la mayoría de personas que entran en mundos como la danza y la actuación son vistos como parte de un mundo aparte e incluso ninguneadas, y profesionales como los artesanos hoy en día son raros y socialmente poco tenidos en cuenta). La excepción se daría en casos como los vinculados a la medicina.

Tal vez sería necesario establecer un cambio de mentalidad y empezar a valorar que nuestro cuerpo y la manera en que lo manejamos son igual de importantes que el conocimiento convencional, pues al fin y al cabo en nuestro día a día no nos limitamos a saber sino también a hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *