Tiempo de lectura: 2 minutos

La vida de un estudiante no es fácil, aunque así lo parezca. Es un largo camino lleno de obstáculos y pruebas que solo con esfuerzo y constancia se logran superar, A algunos estudiantes estudiar les resulta mucho más difícil que a otros.

Lo cierto es que todos los estudiantes sobre todo en la niñez y adolescencia necesitan de la ayuda de sus padres. A veces un pequeño gesto les puede servir como estímulo para seguir luchando por conseguir sus metas.

Hoy queremos compartirte estos consejos que pueden ser útiles para ayudarles a que puedan aprovechar mejor sus estudios.

1 Mantenlos motivados

Lo ideal es que los estudiantes estén motivados por sí mismos a aprender y a estudiar, pero muchas veces encuentran otras actividades que encuentran más divertidas y dejan de lado el estudio.

Por eso, como padres deben poner los estudios como una prioridad y enseñarles que después de terminar las tareas ya se pueden poner a jugar o a hacer otra cosa.

2 No les hagas la tarea

Aunque muchas veces sientas la obligación de ayudar con las tareas del colegio, esto es un error.

Es importante trabajar la autonomía de los niños Clic para twittear

Los deberes son su responsabilidad y tienen que hacerlos ellos solos. Después podrás ayudarlos a resolver las dudas que les hayan surgido.

3 Crea el entorno perfecto

Crear el entorno perfecto para poder estudiar cómodamente es más fácil de lo que parece toma en cuenta estos cuatro factores clave y lo lograras sin mucho esfuerzo:

  1. Estudiar en el mismo lugar.
  2. Estudiar siempre a la misma hora.
  3. Evitar las distracciones (sin dispositivos móviles, juguetes u otras distracciones).
  4. Que la silla sea cómoda y que el lugar de estudios sea fresco y agradable.

4 Administra su tiempo

Cuando los niños son más pequeños lo importante es trabajar el hábito, por lo que bastaría con entre 20 y 25 minutos diarios. Según van creciendo, ese tiempo irá aumentando dependiendo de los deberes y exámenes.

5 Conoce sus puntos fuertes

Lo más importante es observar a nuestros hijos, y minimizar sus defectos y potenciar sus virtudes. 

Ayuda que les des pequeños retos que puedan lograr por si solos para ir reforzando su confianza.

Trucos para no estresarse

Para que el estudio no termine por convertirse en un momento de estrés para los hijos y por extensión, para toda la familia, la psicóloga nos da estos cuatro consejos:

  • Ayudar a tu hijo a que confíe en sí mismo.
  • Es de vital importancia que aprenda a pensar en positivo. “Yo puedo”, “lo haré bien”, son frases que puede repetir para ayudarse y darse ánimo.
  • La respiración es muy importante. Puedes enseñarle a respirar profundamente y a expirar lentamente el aire hasta que note que sus pulmones se vacían. Esto le ayudará a relajarse.

¿De que forma ayudas a tus hijos a estudiar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *