Tiempo de lectura: 3 minutos

Todos sabemos que la problemática medioambiental está afectando directamente nuestra calidad de vida en todo el mundo.

Recientemente El Foro Económico Mundial sugirió que “los países en vías de desarrollo son los más vulnerables al cambio climático”, por lo que nos encontramos frente a un problema, que en los países de Latinoamérica, puede percibirse con mayor fuerza.

Esta reflexión nos lleva a preguntarnos, ¿cómo podemos contrarrestar este fenómeno y contribuir a detenerlo?

Existe un enfoque que nos ayudará a crear una conducta consecuente con nuestra consciencia sobre esta problemática, está es la regla de las 3 R:

Reducir

Se refiere consumir de forma consciente e inteligente, de esta manera estaremos produciendo menos desechos.

Cuando hablamos de reducir lo que estamos diciendo es que se debe tratar de reducir o simplificar el consumo de los productos directos, o sea, todo aquello que se compra y se consume, ya que esto tiene una relación directa con los desperdicios, a la vez que también la tiene con nuestro bolsillo. Por ejemplo, en vez de comprar 6 botellas pequeñas de una bebida, se puede conseguir una o dos grandes, teniendo el mismo producto pero menos envases sobre los que preocuparse.

Otro ejemplo podría ser dejar de utilizar bolsas plásticas al ir de compras. Consumir menos productos con empaques plásticos, reducir el consumo de papel en casa y en la oficina.

No tendremos una sociedad si destruimos el medio ambiente Clic para twittear

Reutilizar

Al darle nuevos usos a productos que considerabas desechables es un habito que contribuye a la disminución del impacto de nuestro consumo.

La segunda erre más importante, igualmente debido a que también reduce impacto en el medio ambiente, indirectamente. Esta se basa en reutilizar un objeto para darle una segunda vida útil.

Todos los materiales o bienes pueden tener más de una vida útil, bien sea reparándolos para un mismo uso o con imaginación para un uso diferente. Por ejemplo, reutilizar botellas plásticas para rellenarlas con bolsas plásticas para la elaboración de eco ladrillos. Utilizar envases o recipientes plásticos como macetas o para organizar tu oficina o taller.

Reciclar

La última R, el Reciclaje se basa en tratar los desechos con el fin de obtener nuevos productos, preservar materiales potencialmente útiles y evitar así el daño medioambiental que conlleva su eliminación (gases y otras sustancias tóxicas). La práctica del reciclaje tiene múltiples vertientes y su aplicación abarca desde sencillos hábitos domésticos hasta complejas regulaciones de orden internacional.

Fuente: ecoembes

A nivel individual, está en nuestra mano seleccionar y separar los desechos que generamos en el hogar, es decir, utilizar los ya conocidos contenedores amarillos, verdes, azules y grises para depositar metales y plásticos, papel, cartón y derivados, vidrios, envases y desechos orgánicos.

Me siento más confiado que nunca de que el poder para salvar el planeta descansa en el consumidor individual. Denis Hayes. Clic para twittear

Puedes descargar esta útil guía de reciclaje para saber cómo separar correctamente los residuos:

Guia de reciclaje
Guía de reciclaje – Fuente: ecoembes

Reciclar es un gesto muy sencillo que debemos convertir en otro hábito cotidiano más de nuestros hogares e involucrar en él a toda nuestra comunidad.

Practicarlo a diario es una actividad positiva para el ser humano y para el planeta. ¿Qué estas esperando?

¡Súbete al carro del reciclaje!

Un comentario en “¿Cómo cuidar nuestro medio ambiente con el método de las 3 R?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *