Tiempo de lectura: 3 minutos

Fomentar la lectura es una de las preocupaciones más comunes de cualquier docente. Hacer que los más pequeños descubran la magia de los cuentos o conseguir que los estudiantes de nivel medio se enganchen al placer de un buen libro parecen ser tareas complicadas.

Para formar grandes lectores es casi obligatorio crear espacios diferentes e implementar ideas innovadoras que promuevan el amor por la lectura. Clic para twittear

Hoy queremos compartir algunas ideas sencillas para que logres despertar las ganas de leer en tus alumnos

Cinco consejos básicos para motivar la lectura

1 Haz una biblioteca de aula.

Es una estrategia sencilla y tradicional que siempre funciona. Pide a cada niño que aporte uno de sus libros favoritos y organiza un sistema de préstamos para que todos puedan disfrutar de la lectura de forma ordenada.

Además de poder tener una buena cantidad de libros para leer, también aprenderán a organizarse, responsabilizarse del libro que escojan. Además también puedes utilizar una ficha para valoración de la lectura para que puedan compartir su opinión sobre los libros que lean. Nosotros creamos una ficha que puedes descargar e imprimir en este enlace.

También queremos compartirte esta pequeña guía con algunas ideas para organizar una buena biblioteca de aula.

1 Haz una biblioteca de aula.

2. Comprueba que no hay un problema de base.

En ocasiones al niño no le gusta la lectura porque le cuesta leer o no entiende bien lo que lee.

Trabaja la habilidad y comprensión lectora de tus alumnos para descartar que sean las barreras que se interponen entre ellos y los libros.

3. Dales varias opciones.

Como nos ocurre a los adultos, a los niños no les gustan todos los libros, ni les interesan todos los temas.

Es importante que dejes los dejes escoger entre los cuentos o libros disponibles aquellos que o les llamen la atención. De este modo irán conociendo sus propios gustos lectores.

También puedes experimentar con el uso de “cómics”, “historietas” o “revistas” que pueden ser una manera estupenda de introducir en la lectura.

4. Dramatiza la lectura.

Organizar una lectura en voz alta o una pequeña obra de teatro son opciones para cambiar el enfoque del libro y convertirlo en una emoción compartida.

Puedes disfrazarlos de forma sencilla de acorde a los personajes para darle más carisma a la interpretación.

También puedes ser tú quien les lea un fragmento de un libro o un cuento cada día, de modo que vayas avanzando en la historia y los motives a esperar lo que va a suceder, ayudándolos así a descubrir el mundo de aventuras que puede esconderse en un libro.

5. No la conviertas en una obligación.

Este es quizá uno de los puntos más importantes, la lectura tiene que ser una actividad divertida e interesante, porque solo de ese modo se convertirá en un hábito. Anima a tus estudiantes a leer, a que perseveren en un libro aunque les cueste, pero NUNCA LOS OBLIGUES a leer ni a terminar un libro que no les gusta, porque conseguirás el efecto contrario al deseado.

No olvides estos increíbles recursos

¿Cómo fomentas la lectura en tus estudiantes?

¿Conoces algún recurso o técnica útil para ello?

¡Anímate y compártelo con nosotros!

2 comentarios en “Ideas increíbles y sencillas para motivar la lectura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *